Mini pildoras

¿Quieres centricidad en cliente? Habla de cliente-persona

Cada persona directiva proactiva está interesada en poner a los clientes en el
centro. Pero eso es tan fácil de decir, como difícil de que se tenga en cuenta en la
práctica diaria.
Si quieres que tu equipo esté realmente centrado en los clientes, te sugiero que
añadas una palabra a tus reuniones. La palabra «persona».
En lugar de decir «Ayer tuvimos 3.789 tickets en nuestra e-tienda», es mejor decir:
«Ayer 3.789 personas clientes compraron en nuestra e-tienda», o bien «Ayer 3.789
personas compraron en nuestra e-tienda”.
Te explico biológicamente por qué funciona este método tan simple para fomentar
la centricidad en cliente.

La palabra «persona» es una representación mental que reside en la memoria
profunda de todo el mundo. Sus connotaciones y evocaciones son muy fuertes
porque todos -afortunadamente- hemos vivido experiencias profundamente
gratificantes aportadas por muchas personas.

Dicho de otra manera, la palabra «persona» es una marca enormemente brain-
pleasing.

En cambio, palabras como «clientes», «tickets», «valor», «centricidad», etc. tienen una
muy baja carga connotativa.
No se puede, pues, esperar que ellas muevan fuertemente a la acción, como por
ejemplo, poner a los clientes-persona primero.
O a los colaboradores-persona antes.
¡Disfruta de la silenciosa transformación del negocio!