Comprar es parte de la vida

Cuando las personas compran, le están dedicando un tiempo, una parte de su vida. Ese tiempo no lo pueden usar para otra cosa. Es lógico, pues, que el parque, donde juegan las familias, sea un competidor directo de tiendas, webs o apps.

En función de cómo viven las personas, así será su forma de comprar. Resulta fácil de ver en ejemplos como éstos:

  1. Si viven en un pueblo pequeño, tal vez almuercen en casa cada día.
  2. Si están en alquiler, probablemente no se interesarán por cambiar el sistema de climatización del hogar.
  3. Si son ricos en ingresos, es muy probable que sean pobres en tiempo. La forma de vivir influye en qué productos se compran Y también cuándo, dónde y cómo se hace. Por tanto, cuando se desea mejorar o innovar en el retail, es sensato empezar comprendiendo a fondo el tipo de vida y el contexto personal de los clientes prioritarios.

© Burbujas de oxígeno. Autor: equipo m+f=!